El instinto maternal de las gatas
Convivencia entre perros y gatos

La natación canina

El sol, la playa y los chiringuitos están más cerca que nunca, por lo que tenemos que ir preparándonos para la estación más alegre del año. Si hemos decidido que este año nuestro perro comparta esa alegría con nosotros, debemos prepararle para las vacaciones estivales.

Todos los perros saben flotar por instinto, es decir, si les tiramos al agua sabrán salir a flote sin problemas. Obviamente, nadar no es lo mismo que conseguir flotar, además los perros que se ponen nerviosos y sólo patalean es muy posible que el agotamiento les supere y pueden llegar a ahogarse si no tienen a nadie cerca que les vigile y controle. Lo ideal es que adopten una postura horizontal y muevan rítmicamente las patas para avanzar sin problemas.

El instinto maternal de las gatas

Cuando una gata está a punto de parir, sus dueños no saben bien cómo actuar ante la llegada de nuevos gatitos, por eso es conveniente saber cuál es la conducta habitual de las madres y las posibles disfunciones y problemas que pueden surgir con el nacimiento de los pequeños.

Nada más nacer los gatos es normal que la madre no cuide especialmente de ellos. Sin embargo, la prole depende totalmente de su madre. Pronto, ésta comenzará a lamerlos, normalmente durante 14 días.

La familia debe permanecer en una cesta especialmente preparada para el parto, y estar en un sitio cálido.

ARRIBA